Doctor Juan Asenjo participa en reunión y anuncio presidencial de creación de Ministerio Ciencia y Tecnología

“Ahora vamos a tener que dejar de exportar materia prima y vamos a comenzar a exportar inteligencia”. Así resume el doctor Juan Asenjo, director del Centro de Biotecnología y Bioingeniería (CeBiB), profesor asociado del Departamento de Ingeniería Química y Biotecnología de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, y presidente de la Academia Chilena de Ciencias, el impacto del anuncio hecho por la Presidenta de la República, señora Michelle Bachelet, sobre la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, proyecto de ley que -en palabras de la mandataria- sería enviado durante el primer semestre de este año.

El anuncio fue hecho el lunes 18 de enero en el Salón Rojo del Palacio de La Moneda, al término de la segunda sesión del CNID, instancias en las que estuvo presente el doctor Asenjo, como consejero del CNID y miembro de la Comisión Presidencial de Ciencia para el Desarrollo de Chile. Vea el video del anuncio presidencial aquí.

Junto con detallar la creación del nuevo ministerio, la Presidenta Bachelet presentó cinco medidas que favorecerán la coordinación y definirán la política de dicha cartera. Para la elaboración del Proyecto de Ley que crea el Ministerio de Ciencia y Tecnología se utilizará como insumo las propuestas de comisión presidencial. El trabajo será liderado por los ministerios de Educación, Economía y Hacienda, bajo la coordinación de la Segpres, con el apoyo del Consejo de Innovación para el Desarrollo (CNID). La meta de la Jefa de Estado es que –una vez enviado al legislativo- sea aprobado a la brevedad para así contar con un ministerio en funciones en el período de definiciones y debates presupuestarios.

AVANZANDO HACIA EL DESARROLLO

El doctor Juan Asenjo señala que “este es un sueño largamente anhelado y en el que ha trabajado la Academia Chilena de Ciencias desde hace muchos años, muchas veces de la mano con el ministerio, pero que terminaba en el desarrollo de proyectos piloto que no se concretaban. A fin tendremos una política nacional que deberá incluir e impactar a todas las regiones”.

Para Asenjo, Premio Nacional de Ciencias, “este anuncio ciertamente implica que se deberá hacer un aumento en la inversión en ciencia y tecnología. En eso el rol del futuro ministro será clave, ya que podrá estructurar y definir las demandas presupuestarias de la nueva cartera”.

El factor decisivo -indica el director de CeBiB- en la concreción de este anhelo es el escenario crítico que todo el país ha podido visualizar en relación con nuestra principal exportación, el cobre. “De no haber ocurrido esta alarmante baja en el precio del cobre, hubiésemos seguido exportando y dependiendo de esta materia prima como siempre hemos hecho. La mitad de los ingresos de Chile vienen del cobre y debido a que sus precios se están derrumbando, ahora vamos a tener que dejar de exportar materia prima y vamos a comenzar a exportar inteligencia”.

Este impacto se hará sentir en toda la sociedad, indica el doctor Juan Asenjo: “En un reciente artículo, César Hidalgo -científico de gran éxito en Estados Unidos- hace una correlación entre la matriz de exportación de un país y el índice Gini, es decir, la diferencia entre la población con más y menos recursos. El análisis de Hidalgo muestra que una matriz exportadora más variada incide en una menor diferencia entre los segmentos más ricos y los más pobres. Esto es lógico, porque una matriz exportadora diversificada implica necesariamente la existencia de mayor variedad y cantidad de puestos de trabajo.”

LA MISIÓN DEL MINISTERIO DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA

El Ministerio de Ciencia y Tecnología tendrá como misión principal la definición de una política de fortalecimiento y crecimiento de las capacidades de investigación, desarrollo, innovación y tecnología del país. Además, deberá guiar y apoyar la formación de investigadores, asegurando la existencia de estrategias de inserción, ya sea en la academia, el Estado o el sector productivo. Esta cartera consensuará también el quehacer científico-tecnológico e innovativo con las necesidades del país, definiendo así focos de acción y áreas prioritarias nacionales y regionales.

El consejo asesor, indicó la Mandataria, se encuentra en paralelo “avanzando para hacer de la innovación no sólo una actividad de círculos especializados, sino también una cultura presente en todas las actividades”.

Para el doctor Juan Asenjo, este es uno de los puntos esenciales y el eje que permitirá que Chile avance verdaderamente hacia el desarrollo: “La creación del ministerio permitirá que en Chile existan buenos programas de educación en ciencia y tecnología para y desde todos los niveles, desde enseñanza parvularia –que es donde toda la formación en ciencia y tecnología debiese comenzar-, pasando por básica, media y universitaria. Permitirá también fortalecer la preparación de docentes en cultura científica y tecnológica y en pensamiento para la innovación“.

“Si Chile no amplía su capacidad de creación de conocimiento, de desarrollo tecnológico, de desarrollo científico, de innovación productiva y social, podrá tal vez mantener su nivel, pero no va a ser nunca un país plenamente desarrollado y un socio competitivo de los países líderes del mundo globalizado”, señaló la mandataria en el anuncio en La Moneda.

Los cinco puntos esenciales enunciados por la Presidenta son:

-El diseño e implementación de un plan orientado a fortalecer las capacidades de gestión y planificación de Conicyt.

-Aumentar la coordinación de las distintas instituciones involucradas en ciencia, tecnología e innovación.

-La creación de una Política Nacional de Centros de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación, que contemple mejorar la infraestructura de estos centros, promoviendo acuerdos entre los Gobiernos Regionales con el Ministerio de Bienes Nacionales.

-Discutir y proponer una nueva Política de Formación de Investigadores y Profesionales.

-La implementación de programas pilotos en regiones que integren ciencia, tecnología e innovación a la cultura nacional, acercándola a las escuelas y a las comunidades.

Finalmente, anunció que a más tardar en septiembre de este año se presentará un Plan Anual de Ciencia, Tecnología e Innovación, que fije los objetivos para el período, las prioridades de políticas y acciones a desarrollar en la materia para cada año de las distintas agencias involucradas.